domingo, abril 9

mercaforum 2006. diario la rioja

CALAHORRA
Vuelve Calagurris
Calahorra revive desde ayer su pasado más imperial con la celebración del Mercado Romano
Roma ya no está a miles de kilómetros de distancia. De hecho, algunos de sus monumentos pueden contemplarse en las calles Grande y Mártires de Calahorra. El Imperio ha vuelto y con él todo lo que le confirió importancia. Pretores, senadores, ciudadanos romanos...
Vuelve Calagurris
Un niño frente al desfile inagugural de Mercafórum. / ALFREDO IGLESIAS








'Calagurris Iulia Nasica' celebra desde ayer la undécima edición del Mercaforum, evento multitudinario por excelencia organizado por el Grupo Paso Viviente. Gentes de toda raza y condición se dan cita en la ciudad de los Mártires para transitar entre columnas, esculturas, arcos y legiones.

Aunque los puestos, 67 en total, abrieron antes de la inauguración, el momento álgido de público tuvo lugar a la una de la tarde con la apertura oficial del mercado. Como siempre, el romano de nombre Continente ofició de pregonero para abrir, con todos los derechos, este mercado con «mercaderes llegados de oriente». Un lugar también declarado «libre de pillaje». Encendió el pebetero ayudado por una joven romana y el símbolo del mercado permanecerá así hasta esta noche, cuando lo cierre Poncio Pilato.

Apertura oficial

El desfile inaugural estuvo encabezado por unos romanos a caballo y tras ellos una legión procedente de Baños de Valdearados. Les seguían la Legión Infantil, la Legión VI Victrix y un grupo de niñas que lanzaban pétalos de rosa a su paso. Así tuvo lugar la entrada en el espacio del mercado, bajo un gran arco de medio punto. Junto a ellos las máximas autoridades regionales y locales, como el presidente, Pedro Sanz, acompañado por los consejeros Emilio del Río y Aránzazu Vallejo. Directoras generales como la de Cultura, Pilar Montes, y la de Turismo, Mónica Figuerola. También senadores, de los de Madrid -no de Roma- como Ignacio Pérez o el propio alcalde, Javier Pagola. Tampoco quisieron perderse la cita los diputados Carlos Cuevas y Francisco Martínez-Aldama. Llamó la atención una romana en particular, Eva, que participó en el desfile con su bebé de pocos meses en lo que hubiera sido un carrito de bebé de la época y que tal día como ayer pasaba por un cochecito creado con media barrica y ruedas de madera. La marcha concluyó en la plaza del Raso donde un grupo de vestales vírgenes del templo ofrecieron un sacrificio a los dioses para que los soldados salgan victoriosos de las batallas. El final, como no, trágico, pues termina con la muerte de todas como sacrificio.

Entre tanto, los miles de calagurritanos que ayer se congregaron en este reducto de la antigua Roma efectuaban sus transacciones. A la vez, un grupo de romanos, más bien pobres, con un carro e instrumentos a cuestas, daban instrucciones sobre las reglas que deben regir en el mercado. Proceden de Zaragoza y forman el grupo 'Pingaliraina'. Sus ocho miembros instruyen sobre historias tan propias como la de 'La matrona', que para hacer frente al asedio de Roma hacía fuego por las noches para hacer creer al enemigo que quedaban combatientes. Y ya se sabe, como este mercado es muy legal, también advierten de que no está permitido que los padres renuncien a sus hijos y los cambien por mercaderías. Ni cambiar hijos, ni pagar con las monedas de Amigos de la Historia. La historia seguirá hoy.

1 comentario:

  1. LuiSeTe3:47 p. m.

    wenas soy de calahorra, y soy del paso viviente, me alegra ver que vendrias al mercado y disfrutarais de lo que nosotros acemos cada año, con ilusion, esfuerzo y mucho corazon. Solo agradeceros vuestra visita y veros el prosimo año de pretorianos en nuestras calles. un saludo y a seguir asi.

    ResponderEliminar